Negocios, Familia, Bienestar >>> Equilibrio Vital¡Contratame ahora!

Mis vibraciones

Vibrar … ¿Vibras? … Yo vibro y tú también!!

Prueba, prueba … Inspira, espira y vuelve a pronunciar esta mágica palabra en voz alta: VI_BRAR. Vibrar es emocionarse, y esto solo lo consigo desde el PRESENTE, escuchando mi corazón.Y presente, es AHORA, es este momento que estamos disfrutando tú y yo.

¿Estás aquí, conmigo? ¡¡Genial!! ¿Qué sientes?

Lo que encontrarás en esta sección …

Pues desde esta sección compartiré las emociones que me hacen vibrar cada día más intensamente y que quiero compartir contigo, tú que también vibras. Y tú ¿compartirás las tuyas?

Serán emociones básicas de la vida: un vídeo, una foto, una frase, un encuentro … una emoción!

Vivimos en una sociedad “sin tiempo” para cuidarnos, ni para mimarnos. Sólo tenemos tiempo de trabajar, de comer, de divertirnos, de dormir,…pero todo desde la inconsciencia. Pocos somos los que tenemos tiempo para disfrutar de la vida con pasión. Por eso necesito atraer tu atención con este tema tan importante: VIBRAR!!

¿Y eso cómo se consigue?

Pues creo que como todo en la vida, practicando. Y parece sencillo!! pero os aseguro que no lo es. ¿Y sabes porqué? Porque nuestro cuerpo es “automático” y hace lo que le parece en cada momento. Vamos, ÉL a su bola. ¿Le indicas cuando tiene que respirar? ¿Le indicas cuando tiene que hacer la digestión? ¿Le indicas cuando tiene que orinar?

Nada, de nada … él a su rollo (y menos mal, también)

Pero lo que sí podemos hacer es observar cómo y cúando lo hace ¿no? Ver, oir, y callar…Pues vamos!!

Hay una prueba irrefutable para empezar a disfrutar de las emociones:

¿Disfrutas mientras te duchas? ¿O piensas en lo que vas a ponerte cuando termines, en lo que vas a poner a tus hijos para la merienda, las tareas que te esperan al llegar a la oficina, etc, etc, etc …?

Yo he vivido los últimos 10 años de esta manera, por eso sé lo complicado que es vivir el día a día conscientemente, vivir vibrando. Pero desde hace dos años termino la ducha con agua fría, y es un gran remedio para estar AQUÍ y AHORA. ¡¡Con agua fría!! Si, si, has leído bien.

Y procuro robarle, al momento de placer, unos segundos más cada día, para observar mi cuerpo reaccionar.

Hay mucha más formas de vibrar, de sentir. Es verdad.

Es verdad que la meditación es la herramienta para atraer tu mente al presente y limpiarla de impurezas pero a mí la técnica de la “ducha fria” me parece más divertida porque limpia mi cuerpo, mi mente y conecta con mi corazón. Un buen punto de partida para darme cuenta de las millones de acciones, reacciones, vibraciones que siente mi cuerpo a lo largo del día.

Y según vas observando, vas aprendiendo a descubrirte … es flipante.

Cuando vibro no controlo, en realidad dejo fluir mi cuerpo con sensaciones, pero cuando me tomo el tiempo de analizar lo vivido, soy capaz de ir corrigiendo las emociones que menos me gustan.

Venga os pongo un ejemplo.

Siempre he sido muy llorona (y muy risueña) porque me afectan mucho las actitudes negativas de las personas, sobre todo cuando se trata de ira, rabia,ofensa, prepotencia …

Y desde que trabajo mis emociones, soy capaz de detectarlas, de neutralizarlas, de considerarlas externas a mis pensamientos (fuera de mi círculo de influencia) concluyendo que la persona que la experimenta tiene un gran problema. Es incapaz de ver y por tanto de corregir. Pero yo no puedo hacer nada para evitarlo, por lo tanto me mantengo al margen de sus emociones y de sus agresiones.

¿Sigo llorando? Por supuesto!! Me siguen afectando muchas actitudes negativas que en el transcurso del día se pasan por mi presente, pero desde luego las trabajo para que me afecten lo menos posible. Y muchas veces lo consigo!!

Por eso están tan de moda las técnicas que nos empujan a vivir el presente:

  • Vivir el AHORA
  • Vivir en conciencia plena
  • Vivir meditando
  • Vivir con pasión
  • Vivir el presente
  • Vivir con corazón
  • Vivir con mindfulness
  • Vivir bailando
  • Vivir escribiendo
  • Vivir con sencillez.

Cada cual encontrará su camino, pero ¿te animas a vibrar?

Y para terminar un pequeño secretito … Vibrar es contagioso, como la risa. Si vibras cada día más alto, las personas que te rodean vibrarán más intensamente.Y como yo quiero cambiar el mundo que me rodea pues he decidido vibrar y encontrar una tribu de “vibrantes” para disfrutar de la VIDA con energía POSITIVA.

Y haberlos haylos, os lo aseguro. El problema suele ser que la potencia de la energía negativa es tan fuerte que muchos terminan dejándose arrastrar por la “manada de borregos” que siguen anclados en la era “industrial”, la del trabajo (y la del consumo alocado y sin control).

Pero muchos ya están despertando y disfrutando de la era “del conocimiento”, la del corazón.

 ¿Me sigues?

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies